Palacio Ducal de Venecia

Cuando estemos en Venecia, no podemos dejar de visitar el Palacio Ducal. Además de su belleza edilicia, nuestro cuerpo percibirá una carga de emociones, producto de la historia del palacio. La fuerza de saber que fue cuna de poder y decadencia.

Palacio Ducal de Venecia

Ubicado en la Plaza de San Marcos, y donde habitaron quienes regían los destinos de la República de Venecia y su corte de justicia y luego convertida en prisión. El Palacio Ducal durante más de 1000 años fue sede gubernamental de la Repubblica di Venezia y que detentó tanto poder, que las decisiones que allí se tomaban afectaban a gran parte de la cuenca de Adriático.

Historia

Se cree que, en el siglo IX por designio del Dux Angelo Participazio, se construyó una especie de fortificación para un Palatium duci (Lamentablemente no quedaron restos de esta construcción). En el siglo X un incendio destruyó gran parte del edificio y no fue hasta el siglo XII que se comenzó a reconstruir. En esa época el dux Sebastiano Ziani ordenó la construcción de un hermoso palacio que poco tenía que ver con el fuerte de origen.

Durante el siglo XIII se realizó una nueva ampliación dado que, se multiplicaron los componentes de Gran Consejo. Ya en el siglo XV (1442) por mandato del dux Francesco Foscari se construyó la Porta della Carta. Otra vez un incendio se detonó en 1483 y el arquitecto Antonio Rizzo fue el encargado de levantar la nueva estructura y fue en esta ocasión que se realizó la Scala dei Giganti (‘Escalera de los Gigantes’). Otro incendió la afectó en el segundo piso en 1547.

En 1588, Tintoretto comenzó su obra “El Paraíso”, un lienzo de 9,1 x 22,6 metros, el más grande del mundo. Antes de concluir la refacción, por tercera vez en 1577 las llamas causaron estrago en una de las habitaciones y la Gran Sala de Consejo. En esta oportunidad lamentablemente ardieron obras de Tiziano, Gentile da Fabriano, Bellini, Pisanello, Pordenone, Carpaccio y Vivarini. Con la invasión napoleónica el palacio y Venecia toda tuvieron que someterse a los designios del invasor. Posteriormente paso a depender de los austríacos y finalmente en 1866 volvió a ser italiana.

Edificio Palacio Ducal

Unificación del palacio

En el interín el arquitecto Antonio Contin agregó al edificio las Prisiones nuevas (Prigioni Nuove) y lo unió mediante el “Puente de los Suspiros” al lugar donde se encontraban los jueces (Signori di notte al criminal). Ante el menoscabo que mostraba el edificio al ocaso del siglo XIX el gobierno asignó una partida para su recuperación y en 1923 lo cedió al municipio de Venecia para ser gestionado como museo. Pasó a depender del departamento de museos en 1996 y finalmente desde el año 2008 lo administra la Fundación Museos Cívicos de Venecia.

Que ver y hacer en el Palacio Ducal

El edificio

Ante nosotros se alza majestuosamente un cubo que parece tallado en mármol, una rara mezcla de estilos góticos, bizantinos y del renacimiento. Consta de un gran patio en el centro rodeado de tres alas que dan vida al edificio y la cuarta estaría constituida por la Iglesia de San Marco. Las dos caras principales son: la que da sobre la Plaza San Marco y otra sobre la cuenca de San Marco.

Son casi de la misma longitud, pero la parte que da sobre la plaza es levemente más larga. El piso inferior presenta una serie de columnas separadas por arcadas. Por encima de estas una segunda hilera de columnas tienen una estructura similar. Rematando la construcción paredes lisas conforman el conjunto arquitectónico. Es decir, lo que por lógica debe de estar debajo (la parte maciza) esta en lo alto, lo que la hace de características casi únicas. Por su parte, en la planta baja veremos 36 columnas y por encima, en la planta superior 71.

En el remate la pared es lisa con grandes ventanas y recubiertas con mármoles blanco y rosado. Esta provisto de varias esculturas como “Noe ebrio”, “Adán y Eva” y “el Juicio de Salomón”. A mediados del siglo XV se levantó “la Porta della Carta” (Puerta del Papel) que era la puerta de entrada. A ambos lados pueden verse las cuatro “Virtudes Cardinales” (prudencia, justicia, fortaleza y templanza) dos en cada lado. En la actualidad la puerta de acceso es la Porta del Frumento, que da sobre el Gran Canal.

Patio del Palacio

La cara más importante que da al patio está decorada con una serie de esculturas y arcos de la época del renacimiento. Llama la atención la “fachada del reloj”, ya que por debajo y en los laterales visualizaremos estatuas romanas legítimas. Fue realizada en 1615 y se encuentra en el “pórtico Foscari”. La imagen se completa con la impresionante “Scala dei Giganti” (Escalera de los Gigantes) cuya cúspide esta rematada por dos monumentales estatuas (Marte y Neptuno).

Patio del Palacio Ducal

Patio del Palacio Ducal

El Palacio Ducal por dentro

Se ingresa por la “Porta del Frumento”. Si miramos a la izquierda llegaremos al “Museo dell´Ópera”. En la primera planta encontraremos las salas donde se reunían los jueces y el consejo. Allí nos deslumbraremos por el derroche de lujo y ostentación.

Veamos cuales son las salas:

  • Sala del Consiglio dei Dieci.
  • Sala della Bussola.
  • Sala del Senato.
  • Sala dello Scrutinio.
  • Sala del Guariento.
  • Sala della Quarantia Civil Vecchia.
  • Sala del Magistrato alle Leggi.

En todas ella apreciaremos pinturas de afamados artistas como Tintoretto y Veronese. Es dable destacar que la Sala del Maggior Consiglio podía albergar hasta 2000 “patrisi venesiani” (nobles venecianos). Tal vez podría considerarse como la más grande de Europa, ya que sus dimensiones son: 25 x 53 metros.

La armería

Curiosamente es tal la diversidad de objetos y obras de arte del Palacio Ducal que hasta podremos ver un museo de municiones, armas y hasta elementos de tortura. En cuatro salas encontraremos mazas, ballestas, espadas, municiones, armaduras, estandartes, etc.

El Puente de los suspiros y la cárcel

Este puente fue construido con el fin de que, una vez juzgados en la Sala del Magistrato alle Leggi, el reo pasase por medio del puente a la cárcel. Su interior no tiene aspectos que destacar, solamente que consta de dos pasillos separados: el que accede a la prisión y el que va a la Sale dell’Avogaria y al Parlatorio.

Por su parte, en el siglo XVI se reconstruyó la vieja prisión dando lugar a “le Prigioni Nuove” (Las prisiones nuevas). Realmente el lugar es sórdido y lúgubre. Con rejas de hierro macizo, pasillos oscuros y mezquinos y puertas de madera la convierten en un sitio realmente depresivo. De aquí se fugó en 1756 Giacomo Casanova, quién aprovechó un descuido y se escurrió por los tejados de la cárcel.

Puente de los Suspiros en Venecia

El Puente de los Suspiros en Venecia

Las habitaciones de los Dogos

Por estas habitaciones pasaron los Dogos (fueron durante más de 1000 años los supremos de la Republica de Venecia). En dicho lapso de tiempo desfilaron 120 Duxi de la Serenìsima. Aquí también observaremos lujo y belleza.

La Scala dei Giganti

Cuenta la leyenda que las esculturas fueron de un tamaño descomunal para que los Dogos que habitaban el palacio tomaran conciencia que eran iguales a todos los demás. Realmente las figuras de Marte (el poder sobre la tierra) y Neptuno (el poder sobre el mar) son de un tamaño colosal. Por otra parte, por esta escalera debía subir a su nombramiento el Dogo. Fue realizada por Antonio Rizzo en el siglo XV.

Artistas representados en el Palazzo Ducale: Alvise Vivarini, Andrea Celesti, Andrea Vicentino, Antonio Rizzo, Domenico Tintoretto, Francesco Bassano, Giambattista Tiepolo, Giovan Battista Zelotti, Giovanni Bellini, El Bosco, Palma el Joven, Jacopo Sansovin, Leandro Bassano, Pietro Liberi, Pietro Malombra, Quentin Metsys, Tintoretto, Tiziano, Paolo Veronese y Vittore Carpaccio.

Visita guiada por el Palacio

Cuando estés dentro del Palacio Ducal tendrás un plus. Puedes hacer una visitar guiada a través del “itinerario secreto” en grupos de 20 a 25 personas con un guía. Este trayecto te permitirá realizar el mismo recorrido que debían transitar los condenados en su paso desde la Sala del Magistrato alle Leggi a “le Prigioni Nuove” a través de “Il ponte dei Sospiri”.