Traghetto

Cuando llegues a Venecia llamarán tu atención unas embarcaciones iguales a las góndolas, pero con una cantidad considerable de personas, estos son los traghettos. En ellos podrás viajar prácticamente como si fueras en una góndola, pero es una especie de autobús.

Traghetto

En un traghetto, es muy probable que desees sentarte y no tendrás problemas para hacerlo, o también puedes viajar de pie como lo hacen los lugareños. En lo personal, viajar parado me daría la sensación que perdería el equilibrio y caería al agua.

La particularidad de estos transportes es que, su costo es accesible a todos los bolsillos ya que, cuestan menos de un euro. Si eres el primero en subir o el último en bajar, podrás sacarte una foto y decirles a tus amigos que viajaste en góndola (lo que nunca sabrán es que pagaste unas pocas monedas por el viaje).

Historia

Comenzaron a utilizarse alrededor del siglo XIV, estaban regidos por reglas por ellos establecidas y plasmadas en un libro. Eran las llamadas “mariegole” (palabra derivada del latín que significa “matrícula”) y en el que se determinaban los deberes y derechos de las cofradías, asociaciones religiosas o gremios.

Se utilizó en la Escuela de Venecia y estaban regidos por “el gastaldo” y el “bancali”, órganos encargados de verificar la limpieza, los lugares de amarre, los recorridos y suspender o multar algunos de los miembros. A través de los siglos cumplió y cumple con el dictado de decretos, resoluciones o proclamas de los asociados.

Se dividían en tres grupos: “por guardagnar” (los alquilaban, casi siempre por un día), “da bagatín” (solo para cruzar el Gran Canal) y “da viaggio” para salir y regresar a Venecia. Cronológicamente tenemos registrada como la primera “mariegole” la que pertenecía a Santa Sofía y data de 1344 y se mantuvieron hasta el siglo XIX. En nuestros días son regidas por los mismos dirigentes.

El único puente que cruzaba el canal hasta 1834 era “il ponte di Rialto” , por lo que, se debía caminar varios kilómetros para cruzar de un lado al otro. El traghetto era el encargado de ocuparse de eso. Hasta 1950 se disponía de 30 paradas de traghetto, en la actualidad solo hay siete y son operadas por las mismas familias a través de los años.

Gran canal de Venecia

Gran canal de Venecia

¿Que es un traghetto?

A fuer de ser sinceros, movilizarse en traghetto no es igual que hacerlo en góndola, ya que se trata de un transporte utilitario, no de paseo. Se utiliza normalmente solamente para el cruce de el Gran Canal y el viaje dura pocos minutos. En realidad, traghetto significa algo así como “trasporte” o “ferri”.

Se trata de una vigorosa góndola sin adornos, no decoradas en su proa, con o sin asientos y sin sillas forradas en telas finas. Tienen un largo de once metros, con el fondo plano y normalmente transportan doce pasajeros. Se utilizan diferentes variedades de madera nogal, lima, roble, haya, olmo, cerezo, caoba, alerce y abeto.

Su costo es similar al de un automóvil y fabricarlas demanda poco más de tres meses. A diferencia de la góndola que es piloteada por un solo gondolero que se ubica en la parte trasera, en el traghetto hay dos, uno en cada extremo.

¿Cómo funciona el traghetto?

Cuando llega el trasporte no tienes que haber adquirido el boleto con anterioridad, simplemente tienes que abordarlo y abonarle al gondolero. Al subir siempre sigue las instrucciones que te da el barquero. No puedes trasladar valijas o maleteros pesados.

No se permiten cochecitos de bebés ni tiene lugares habilitados para sillas de rueda. Tampoco dispone de rampas de acceso para estos últimos. El pago es en efectivo y generalmente paran a la hora de comer. El servicio es colectivo, no puedes viajar en solitario.

Parada de traghetto

Parada de traghetto | Fotografía de Guía Low Cost

Donde embarcar

Hay siete lugares habilitados para el embarque en un traghetti. Si estás realizando un paseo y te encuentras junto a los canales de Venecia, hallarás a tu paso carteles indicándote donde se encuentran las estaciones. Los verás fácilmente, porque están identificados por carteles que van indicándote donde se encuentran los distintos muelles de acceso al traghetto.

Si llegas a Venecia en tren encontrarás la primera parada en la estación y en la basílica de Santa María de la Salute la última. No es nada extraño que llegues a una parada y no encuentres ninguna barca disponible, deberás esperar unos minutos. Si trascurrido un plazo prudencial no llegase ninguno, eso significa que el servicio está momentáneamente suspendido.

En ese caso, si dispones de poco tiempo recuerda que puedes abordar un vaporetto de la línea 1, la única que zigzaguea entre las dos orillas del gran canal.

Paradas de traghetto

Estas son las siete paradas de este transporte que puedes encontrar en Venecia:

  1. Traghetto San Marcuola
  2. Traghetto Santa Sofia
  3. Traghetto Riva del Carbon
  4. Traghetto San Tomà
  5. Traghetto San Samuele
  6. Traghetto Calle Lanza
  7. Traghetto Santa Lucia

Tarifas

Los precios del traghetto son los siguientes:

  • Como turista debes abonar 2€
  • Los locales abonan 0.70€