Este hombre plantó 50.000 árboles y ahora vive en su propia jungla

Los árboles son fundamentales en la vida de nuestro planeta, no solo es la fuente principal de oxígeno, sino que también nos conceden muchos otros beneficios.

Está de más decir que a diario desaprovechamos las oportunidades que nos brinda la naturaleza y su entorno, acercándonos a una situación de extrema precaución. Gracias a dios existen personas que tienen un pensamiento acertado y optan por tomar el camino del bien, preservando y protegiendo la naturaleza.

El ejemplo más reciente es el de Antonio Vicente, un trabajador que hace más de 40 años empezó a darle vida a miles de arboles y ahora vive en el interior de un inmenso bosque. En su juventud siempre tuvo el sueño de adquirir un terreno de 200 kilómetros ubicado en Sao Paulo, Brasil y allí poder plantar miles de arboles.

MIRA TAMBIÉN | Noruega es el primer país del mundo que prohíbe la deforestación.

Todos lo tomaron de loco al escuchar la idea de Antonio, siempre le decían que sería su sueño frustrado. “Nunca podrás comer los frutos de esas semillas ya que tardarán al menos 20 años en aparecer” pero su positividad fue lo que cambió todo y ayudo en este maravilloso proyecto.

Pisando el año 1973, Antonio pudo comprar el terreno que tantos años tuvo en su cabeza, gracias a que el gobierno le facilitó un crédito para invertirlo en su proyecto de tecnología agrícola.

Después de muchos años de sacrificio y trabajo duro, tomó una decisión que cambio su vida por completo. El hombre decidió desembolsar todos su ahorros para comprar 30 hectáreas en una zona de montañas, muy cercana a San Francisco de Xavier.

Este hombre plantó 50.000 árboles y ahora vive en su propia jungla

Su sueño apenas comenzaba y Antonio se había quedado sin dinero, incluso no le alcanzaba para pagar su casa. Esto lo llevo a la extrema situación de vivir debajo de un inmenso árbol, bañarse en el río y convivir con roedores y mamíferos que habitaban en la zona.

MIRA TAMBIÉN | Un multimillonario está construyendo el yate más grande del mundo para recoger plástico de los océanos.

Gracias a su valentía y ganas de salir adelante, Antonio empezó poco a poco a plantar semillas, las cuales hoy son enormes arboles que forman un inmenso bosque tropical en se registraron más 50.000 árboles.

En su bosque habitan muchas especies de animales que conviven junto a el. Desde tucanes, ardillas, lagartijas, apacas y también se han llegado a ver jabalíes. El hombre tiene lo que siempre soñó y vive una vida llena de felicidad junto a lo más hermoso que existe, la naturaleza.

¿Que opinas acerca de la conmovedora historia de este hombre amante de la naturaleza?

Fuente consultada: Nation

  1. juany Sol says:

    Me encanta viajar y conocer mi planeta en toda su extensión.
    Esperó llegar un día hasta el último rincón.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>