Este filipino transforma desechos plásticos en coloridas sillas escolares

1 min


desechos plásticos en sillas

Este filipino se ha convertido en un gran ejemplo a seguir por todos nosotros. Winchester Lemen se propuso hacer algo contra la contaminación y decidió recoger todos los desechos plásticos que se iba encontrando.

Además de hacerle un gran favor al medio ambiente, con su bonita iniciativa también ha conseguido hacer felices a varios niños. Estos desechos los ha transformado de forma realmente preciosa en divertidas y coloridas sillas escolares.

Una lucha contra los desechos plásticos que además hace feliz a los niños

Este interesante proyecto no solo ayuda enormemente a la reducción de la cantidad de plástico que desechamos los humanos, sino que sirve también para mejorar la vida de otros.

↠ TE PUEDE INTERESAR: Un hombre plantó miles de flores para que su esposa ciega pueda olerlas

Estos niños que reciben las coloridas sillas son felices contando con nuevo y bonito material que les ayude a proseguir con sus estudios.

El proceso es bastante sencillo. Se trata de recoger el plástico, cortarlo y limpiarlo, fundirlo y transformarlo. Una vez se tenga se moldea y junta con las demás piezas y se pinta al gusto. En este caso, ha elegido tonos vivos y llamativos para alegrar la vida de los más pequeños.

sillas escolares
Fuente: intriper.com

Bonito favor al medio ambiente

Cada vez que Winchester fabrica una silla está salvando un árbol joven de tres años. Por ello, esta se ha convertido en una iniciativa sencilla y fácil de replicar. Los demás países podrían tomar nota y seguir este gran ejemplo de cuidado y ayuda medioambiental.

¿Qué te parece esta iniciativa? ¿Estás de acuerdo en que habría que replicarla en más lugares?


¿Te gusta? ¡Compartelo con tus amigos!

0 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Send this to a friend