Gruyères, el fascinante pueblo medieval de los Alpes suizos

Llegar a Gruyères es como retroceder en el tiempo. Su calle principal, la Rue du Bourg empedrada, carteles de hierro con la figura de San Jorge matando al dragón, una ciudad amurallada y hasta un castillo, te retrotraerá a la época medieval.

En sus calles peatonales, casas con robustas puertas de roble, fuentes adornadas por coloridas petunias y sus moradas en tonos pastel, te emocionarán y te estimularán para conocer más de Gruyères, uno de los pueblos más pintorescos de Suiza. La mejor manera de conocer el pueblo es transitar por sus apacibles calles y ver cómo el paso del tiempo mantuvo inalterable su apariencia y su esencia.

Gruyères, pueblo cargado de tradición e historia

Si algo llamará la atención del viajero, es el aire cargado de historia de este pueblo suizo y no es para menos, más de 2000 años de tradición avalan esa presunción. Ya en la edad de bronce estaba habitado, se hallaron restos de los años 325 a 250 a.C en Epagny, que datan de la era Hallstatt y La Tène. En una de las colinas se ubicó una localización romana de los siglos II y III d.C.

De la Edad media quedaron vestigios de un cementerio. El imponente castillo de Gruyères a 830 metros de altura, lleva como escudo heráldico una “grulla”, de allí deriva Gruyéres, cuya fundación se atribuye a Gruerius. La primera mención histórica del lugar data 1138-1139 cuando se lo nombra como Grueri. A partir de su construcción poco a poco a sus pies, fue desarrollándose la ciudad.

Por supuesto no podía faltar una iglesia. En 1254 El conde Rudolph III autorizó que se erigiera una en el margen izquierdo del río Saane/Sarine, dando lugar a la iglesia de San Theodul. Bajo el altar de San Miguel fueron sepultados los sucesivos condes de Gruyeres. Solo en 1397, basada en la plantilla de Moudon, se contó con una copia de la ciudad más antigua (confirmada por el conde Rudolph IV de Gruyères).

En 1431 en el hospital se edificó La Capilla de St. Moritz. Tampoco podía faltar la parte bélica en la nutrida historia de la ciudad. En la batalla de Morat contra el duque de Borgoña “Carlos el Audaz” y con el respaldo del la “Confederación Suiza” el 22 de junio de 1476, derrotaron a los borgoñeses obteniendo una serie de trofeos.

Vistas de Gruyères y el Castillo

El fin de la dinastía Gruyeres.

En siglo XVI (año 1554) el último conde que habitaba el castillo quebró y el Estado de Friburgo lo compró. Desde 1555 hasta 1798 sirvió para albergar a los prefectos y alguaciles friburgueses. En el año 1612 una plaga azotó la región matando 140 personas y, como era costumbre en la época para protección se erigió La Chapelle du Berceau. La primera escuela data del siglo XV y estaba dirigida especialmente a los niños.

Puesto a la venta, el castillo fue adquirido por las familias Bovy y Balland en el año 1849 y restaurado. En 1938 el cantón de Friburgo lo recompró y, desde 1993 esta gestionado por una fundación que se encarga de mantener la colección y el edificio. Actualmente funciona como museo, donde podrás apreciar la cultura, la historia, la arquitectura y ochocientos años de tradición suiza.

Cómo llegar a Gruyères

Las ciudades más cercanas a Gruyères son Zurich y Berna, por ende son las más recomendables. Para llegar tendrás que combinar tren y autobús en ambos casos.

Cómo llegar a Gruyères desde Zúrich

Para llegar desde Zurich tendremos que hacer un trayecto de casi 3 horas con varias combinaciones de por medio. Comenzando desde la Estación Central de Zúrich, hay que tomar el tren de la Línea 1 (Zúrich-Friburgo) con una duración aproximada de 1 hora y media. La frecuencia de estos trenes es de 1 hora

Una vez llegados a Friburgo tendremos que tomar otro tren con destino Bulle. Podemos tomar cualquier salida de las líneas 138-Y, 145-Y o 155-Y con el trayecto Friburgo-Bulle. La duración de este viaje es de 40 minutos y tienen salidas cada 30 minutos. Finalmente, al llegar a Bulle, tomaremos un autobús de las líneas 260 o 264 hasta Epagny (Bulle-Epagny con terminal en Gruyères). Este viaje en autobús tiene una duración de 10 minutos y hay salidas disponibles cada 30 minutos.

Cómo llegar a Gruyères desde Berna

Si deseamos llegar desde Berna tendremos casi 2 horas de viaje y tendremos que hacer combinación en tren y autobús. Primero debemos hacer el trayecto Berna-Bulle desde la estación Bern, con la línea 145-Y. Este viaje tiene una duración aproximada de 1 hora y las salidas de los trenes son cada una hora.

Una vez llegados a Bulle, debemos abordar un autobús de las líneas 260 o 264 (Bulle-Epagny con terminal en Gruyères), para hacer un corto trayecto de 10 minutos que nos lleva a Gruyères. La frecuencia de estos autobuses es de una hora.

¿Qué podemos ver y hacer en Gruyères?

Si visitamos los alrededores de este pueblo medieval podremos practicar un sinnúmero de actividades que tienen que ver con: actividades históricas y culturales, físicas, culinarias, recreativas, relajantes, deportes acuáticos y todo lo que pueda estimular a tu curiosidad.

Atractivos históricos y culturales

Castillo de Gruyéres

Esta imponente construcción del siglo XIII es realmente impresionante y es uno de los castillos más famosos en Suiza. Esta situado a más de 800 metros de altura y podrás divisar su impactante estructura desde muy lejos. Sus compactas torres, sus portentosas murallas y sus cautivantes jardines nos maravillaran solo con verlas por fuera. Desde allí dominaras toda la ciudad medieval y tendrás una vista privilegiada de la región.

Luis II de Grueyeres lo erigió en 1493 al típico estilo italiano y atesora ocho siglos de historia. Verás camas con bellas tallas en madera, cofres en madera, pinturas de Jean-Baptiste-Camille Corot y hasta “Mano de Egipto” (una momificación un tanto extraña). Si bien no es un castillo de excepción, si lo son las panorámicas que se observan desde sus amplios ventanales. Si el día te favorece, podrás caminar por el sendero que lo rodea y oxigenarte en los verdes prados que lo circundan.

Castillo de Gruyères

Castillo de Gruyères

Museo del Tibet

Ubicado en la capilla de San José y gestionada por la fundación Alain Bordier, el Museo de Tibet atesora más de trescientos objetos de los siglos VI y VII. Pinturas, sedas, esculturas y elementos para rituales budistas conforman una notable colección basadas en la meditación y la doctrina zen. Podrás observar la perfecta armonía entre la religión católica y la excepcional belleza del arte del Himalaya con su tradición budista y tibetana.

Al ingresar recibirás un instructivo explicando que significan los objetos exhibidos: una “stupa” o “estupa” de cobre representa el habla, la mente y el cuerpo de “Buda” y de todos los iluminados y ayuda a la unión de las naciones y a la paz universal. Curiosamente, en una maravillosa comparación, un fresco plasma la imagen de Milarepa (un monje tibetano) que amaba las aves y a San Francisco de Asís hablando con los pájaros. El museo se halla en una capilla de fines del siglo XIX, y es un gran atractivo cultural que puedes ver en Suiza.

Museo HR Giger

En el centro de la bonita ciudad de Gruyères, en el castillo de St-Germain, se encuentra la más importante y más grande colección de HR Giger. Pero ¿Quién fue Hans Rudolf Giger?.

En 1979 Ridley Scott lo contrató para diseñar un ser extraterrestre: Alien. Este artista surrealista marcó un hito en la representación de imágenes terroríficas. Fue pintor, dibujante y supo representar los peores y los mas bajos sentimientos de la mente humana. Ganador de un Óscar por sus efectos visuales, en el museo verás pinturas, esculturas, decorados de películas y muebles creados en el fantástico mundo de Giger.

Ya conocido por su excentricidad compro el Château Saint-Germain y en 1998 instaló su museo. Te sentirás fascinado si comprendes los extraños pensamientos y la extravagancia de Giger o huirás espavorido por el horror de sus personajes. Frente al museo encontrarás un bar con las paredes, los techos, las sillas y los accesorios diseñados por este talentoso y extravagante artista, es el “Bar Giger”. Cuando veas en tu camino la estatua de Alien, estás bien encaminado, vas rumbo al museo.

Iglesia Saint-Théodule

Girando en la Rue de l’Eglise veremos el campanario de la iglesia de St. Théodule. Desde allí podremos contemplar el hermoso paisaje y descansar de la vorágine del centro de la ciudad de Gruyères. Esta iglesia fue construida en el siglo XIII (1254) y destruida dos veces por sendos incendios (años 1679 y 1856).

En 1860 fue restaurada totalmente y consagrada de acuerdo a la tradición eclesiástica. Ubicada al costado del Castillo de Gruyères llama la atención la sobriedad de su fachada. Ya en el interior vemos que consta de dos naves laterales y una principal, en ella admiraremos los vitraux realizados por un gran artesano de Friburgo, nos referimos a Émile Aebischer (Yoki).

Iglesia Saint-Théodule

Iglesia Saint-Théodule

Actividades recreativas en Gruyères

El lago de la Gruyère (Lac de la Gruyère)

En 1948 entre las ciudades de Friburgo y Bulle se construyó la represa Rossens, dando lugar al lago que ocupa el segundo lugar en Suiza en extensión. El dique de contención mide 83 metros de alto y tiene un largo de 320 metros y el espejo de agua del lago alcanza los 10 kilómetros cuadrados, con un largo de 13,5 kilómetros, lo que lo convierte en el más largo del país.

En el centro del lago, en una pequeña isla (Vers les Tours), asoman los vestigios de un viejo castillo con las ruinas de una capilla. La zona anegada fue asiento de la ciudad de Pont-en-Ogoz hasta el siglo XV, quedando a la vista solamente las ruinas del islote. Además de la belleza natural del lugar es el sitio de cita obligado de los amantes de los deportes acuáticos. Verás remeros de todas clases, de piragua, kayacs canoas y botes de toda especie, incluso se ha puesto en práctica el surf de remo.

Es ideal para niños de todas las edades y existen diferentes empresas que se ocupan del alquiler de embarcaciones y guías para realizar excursiones. Si lo deseas puedes caminar por sobre la presa, y después de recorrer los 320 metros del largo de la misma. Además, encontraras el campo de golf de de Pont-la-Ville desde donde tendrás una vista imponente de los Prealpes y del lago. Si sigues andando llegarás al puerto de La Roche para descansar de la caminata. El tiempo promedio para disfrute del lago es de 2 a 4 horas y es una de las mejores cosas que hacer en Gruyères.

Lac de la Gruyère | Fotografía de

Lac de la Gruyère | Fotografía de Pierre Schwaller

Fábrica de chocolate Cailler

Esta prestigiosa fábrica fue fundada por Monsieur François-Louis Cailler en 1818, lo que la califica como la fábrica de chocolate de mayor antigüedad existente en el mundo. Su creatividad y dedicación hace que, tras la compra de otras fábricas poco a poco Cailler forjó la imagen y el prestigio que aun detenta. Ya retirado el fundador, su yerno Daniel Peter en 1875 creó el chocolate con leche y en 1890 desarrolló el praliné.

En 1898 Alexandre Cailler abre en Broc la fábrica que aun sigue produciendo en la actualidad. Durante la crisis del 29 se asocia con la fábrica de alimentos mas grande del mundo Nestlé (creada por el boticario Heinrich Nestlé en 1839). Al igual que en Le Musée Gourmand du Chocolat – Choco Story de París, podremos conocer el origen del chocolate, como la utilizaron los Aztecas para ofrenda en sacrificios y como medio de pago, como ingresó por medio de los conquistadores españoles a Europa.

· ¿Qué veremos en la fábrica?

A través de las distintas salas podrás ver el proceso de fabricación y los pequeños “secretos” para conseguir el aroma y la textura perfecta del chocolate. Tienes una sala donde podrás saborear todos lo tipos de chocolate y el paseo culmina en la tienda, en la que seguramente comprarás cantidades industriales de chocolate. Cailler, además de la propia, tiene registradas las marcas Frigor, Lindt y Tobler. Es un lugar perfecto que visitar en Suiza, si eres amante de los chocolates.

  • La visita en grupos que se componen de 10 o 12 personas, tiene una duración de aproximadamente 20 minutos e incluye guías de habla hispana.
  • El costo de la entrada es de 12 CHF para los mayores.
  • Menores de 16 años no abonan, pero deben ser acompañadas por un adulto.
  • Puede visitarse de 10 horas a 16 horas de noviembre a marzo y de 10 horas a 17 horas de abril a octubre todo el año excepto Navidad y Año nuevo.

Pueblo Moléson

Podremos llegar a este bello pueblo y con mucho encanto, situado a 3,8 km por sobre el nivel de Gruyères abordando un autobús y, en pocos minutos estaremos en el Moléson-sur-Gruyères. Al arribo subiremos a un cómodo y moderno funicular que nos trasladará a la cumbre de una espectacular montaña suiza.

Ascenderemos de 1100 metros a 1500 metros en tan solo cinco minutos, pero desearíamos que el tiempo fuera mucho más porque ante nuestros ojos se abrirá un mundo de paisajes bellísimos de los Prealpes suizos. Con verdes prados, infinidad de abetos, las vacas pastando plácidamente y un cielo celeste de postal. La mayor atracción que ofrece el lugar es que, podremos desarrollar actividades recreativas tanto en verano como en invierno.

Pueblo Moléson

Pueblo Moléson | Fotografía de Xavier von Erlach

Actividades de verano en Moléson

Durante la época estival en el Moléson podremos realizar entre otros: “lugar de verano”, carreteo sobre césped, participar de la “Demostración Alpina de Lechería”, caminar por una gran cantidad de senderos, practicar “via Ferrata” y culminar en la plataforma de observación.

Fábrica de queso de montaña del Moléson:

Todos los días durante el verano a las 10:00 horas en un hermoso chalet del año 1636, comienza la demostración. Allí veremos como se fabrican las variedades de quesos tradicionales de esa zona alpina. Dos veces por día utilizando cocinas de leña, a 1132 metros de altura verás la técnica centenaria que dio fama a los quesos suizos.

Para llegar, basta con seguir los letreros que indican como hacerlo. Mientras llegas disfrutarás de una larga caminata por la ladera del monte, pero a su vez estarás haciendo una ruta inolvidable por Suiza y sus rincones.

La vía Ferrata:

Si buscas rutas de senderismo en Suiza es una gran opción, pero además, este deporte también te servirá para estimular tu adrenalina. Es que caminar sobre el vacío (sobre escalones de roca) a 400 metros de altura te causará una sensación que no se puede describir con palabras. Si bien irás provisto de los más modernos elementos de seguridad (cable de acero fijo con un enganche a un arnés), nada ni nadie podrá borrar la emoción de hacerlo.

  • Debes pesar mas de 40 kilos y menos de 100 kilos y tener como mínimo 1,50 metros de altura para realizar esta actividad.
  • Si el tiempo no acompaña, no se puede hacer la excursión, y la empresa de ascensores rechazará el alquiler de los equipos si el clima es desfavorable.
  • Desde junio a octubre, todos los días de 09:00 a 18:00 horas.
  • El alquiler de equipos es hasta las 15:00 horas y deberás reintegrarlo como máximo a las 18:00 horas.

Además de tener un sinnúmero de senderos para bicicletas y pedestres el más bello de los destinos es la cumbre del Moléson. Allí te encontrarás con unas estupendas terrazas que te permitirán ver todo tu entorno a 360° divisando toda la magnitud de los paisajes de los Alpes suizos, los campos y los pueblos del lugar. Cuenta también con un refugio y un mini observatorio astronómico y, por supuesto de un restaurant.

Actividades de invierno en Moléson

La zona mas extensa de Friburgo para practicar esquí es el Moléson, posee 35 kilómetros de pistas y 8 telesquíes. Sus pistas son de mediana complejidad, siendo apta para principiantes. Es ideal para la concurrencia de familias.

La Maison du Gruyère

El queso Gruyère le otorgó a Suiza el privilegio de ser “la capital mundial del queso”. Junto a la estación ferroviaria se halla la fabrica de queso. Mediante auriculares te relatarán paso a paso el proceso de fabricación. En la fábrica verás como los queseros le dan forma, te contarán la historia de estos quesos suizos y las técnicas para su elaboración. Allí podrás comprar merengues, crema coagulada y regalos regionales en una tienda especializada.

Curiosidades de Gruyères

Gruyère no es solo queso

En este encantador pueblo de Suiza encontrarás además de sus famosos quesos: gruyere, vacherín y emmenthal (luego sabrán algo de este queso) verás la variedad de vacas Holstein cuya leche es la ideal para la producción quesera local, multitud de abetos, cerezos, jamones curados, salchichas, su postre local: pasta de castañas con merengue y crema batida y una gran variedad de platos autóctonos. No podemos dejar de mencionar la fondue y la crema doble que son delicias de la gastronomía suiza.

Queso gruyère

El queso Gruyère que no es gruyer

El queso Gruyère no es el clásico que nos presentan en los dibujos. El auténtico no tiene agujeros, la pasta es de color amarillo claro, compacta, crasa y su corteza es dura. Su peso es de 25 a 40 kilos, su diámetro de 55 a 65 centímetros y su altura de 9,5 a 12 centímetros. Generalmente lo que se muestra es en realidad el queso Emmenthal (lleva ese nombre porque proviene del valle del río Emme).

Se elabora de la misma manera que el Gruyère, solo que es diferente el proceso de fermentación. Sus hormas pesan entre 75 y 120 kilos, alcanzan un diámetro de 80 a 100 centímetros y una altura de 10 a 13 centímetros. Es el queso de los característicos agujeros que pueden llegar a tener el tamaño de una cereza. Emmental AOC, es el auténtico queso suizo de los agujeros.

Queso emmental

La capilla que no es capilla

En el siglo XVI se construyó la La Chapelle à Calvaire (La Capilla Calvario). A primera vista parece una pequeña iglesia, pero nunca se uso para ese fin. Fue local de bomberos, depósito de sal y granos y caseta para vigilancia. En la actualidad es una galería de arte. Si deseas visitar este curioso lugar de Gruyères, esta ubicado en Rue du Château 2, 1663 Gruyères, Suiza.

Después de haber disfrutado tu paseo por la ciudad de Gruyères, de haber gozado con la belleza de sus paisajes, el placer de haber degustado de sus chocolates, de sus quesos y de sus platos típicos. Después de practicar todos los deportes que puedas imaginar y conocer la maravillosa historia de un lugar de ensueño, sabrás que Gruyeres… no es solo un queso

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>