Para conocer el origen del nombre de la ciudad, es necesario remontarse al siglo XI. En ese momento, los ziríes trasladaron la capital de su reino a Medina Garnata.

La primera población de la que se tiene información que ha habitado este territorio era de íberos. Se trató de una civilización que ha protagonizado los primeros asentamientos en este lugar, aproximadamente en el siglo VII a. C.  Ya hacia el 180 a.C., tropas romanas conquistaron esta zona, colocándole el nombre de Ilíberis. En ese momento, se logró el reconocimiento de este sitio como municipio por parte del emperador César.

Varios siglos trascurrieron de dominación romana en esta parte del territorio. En el siglo V, los visigodos tomaron el control de la ciudad, lo que llevó a que esta gane gran importancia, tanto civil como militar. Además, el crecimiento continuo de su población provocó que se construyan numerosos edificios civiles y, además, una imponente muralla defensiva.

Peor esta muralla no logró frenar a las tropas bereberes que cruzaron el estrecho de Gibraltar en el 711. Fue de esa manera que invadieron la Península Ibérica. Ya estando bajo el dominio musulmán, la ciudad pasó a tener el nombre de Elvira.

El territorio de Córdoba adquirió gran importancia a nivel mundial entre los siglos VIII y XI. Esto llevó a que territorios cercanos, como es el caso de Granada, quedasen en las sombras. Ello llevó a que Granada quede prácticamente despoblada entre la creación del Emirato de Córdoba y la disolución del Califato.

La llegada de los ziríes a Granada se vincula con los constantes ataques a los reinos cristianos en la Península. Estos provocaron que se de una revuelta en la capital de al-Ándalus. Dicha revuelta fue la que logró finalizar el califato de Córdoba, lo que dio lugar a los primeros reinos de taifas. Desde ese momento, Granada pasó a ser gobernada por una familia bereber conocida como los “ziríes”. Zawi ben Ziri fue el fundador de esta nueva dinastía en Granada.

El gobierno zirí duró 90 años. En ese tiempo se construyó parte de la antigua muralla de Granada. Además, fue cuando se levantó la Alcazaba Cadima en Albaicín. En la actualidad, una de sus torres se mantiene todavía en pie.