A continuación, veremos cuáles son las distintas formas en que se puede llegar a esta mágica ciudad.

En carretera

La ciudad de Madrid cuenta con 6 autovías radiales. Estas están numeradas del 1 al 6. El número está pensado para avanzar en el sentido del reloj. Esta organización y la calidad de dichas ruta favorece mucho la posibilidad de llegar a la ciudad en vehículo desde otras ciudades europeas.

En avión

Algo que convierte a Madrid en una excelente alternativa para el turismo, además de su larga lista de atractivos y su historia, tiene que ver con el acceso a aerolíneas de bajo costo. Madrid se puede visitar desde distintas partes del mundo a precios económicos. En ocasiones, además, si se reserva con tiempo, se pueden conseguir boletos de avión a precio más bajo que el boleto de tren.

El aeropuerto más importante de Madrid es el Aeropuerto Internacional de Madrid-Barajas. Es el quinto aeropuerto más importante del continente europeo.

En tren

La ciudad de Madrid cuenta con dos estaciones de tren. Estas son Atocha y Chamatín. Dependiendo del punto desde el que se parta, se llegará a una u otra estación. En ellas se manejan trenes de alta velocidad, lo que permite hacer largos recorridos en muy poco tiempo. Un ejemplo de ello es la posibilidad de viajar de Madrid a Barcelona en solamente 2 horas y media.