Eguisheim en Francia

Si deseas optar por lo clásico y alejarte un poco de ciudades repletas de gente como París, hemos preparado una lista con los 10 pueblos pueblos de Francia más increíbles. Lo único malo, será que no querrás regresar de este viaje al pasado.

1. Conques

Otro de los rincones más bonitos de Francia lo encontramos en el pueblo de Conques. Situado en la confluencia de dos ríos, se erige como un anfiteatro completamente natural muy cerca del Valle del Lot. Conques es historia, vida cultural y, sobre todo, muy tradicional.

Su monasterio surgió en el siglo VIII y cuenta con reliquias de Saint Foy llevadas desde Agen en el 866. Así el pueblo se convirtió en un lugar de peregrinación, pero también como un paso importante en el camino a Santiago de Compostela, al ser uno de los pueblos franceses que encontramos cerca de España. El pueblo se ubica alrededor de la abadía y ofrece unas vistas preciosas de casas con entramado de madera y un sinfín de especialidades gastronómicas.

Ver alojamientos en Conques

 

Conques

2. La Roque Gageac

Esta encantadora región es una de las localidades imprescindibles que ver en Francia. Situada en Perigord, en el Departamento de Dordoña, destaca sobre todo su construcción: está alzada sobre un acantilado a orillas del río Dordoña. Esto provoca que esté rodeada de un paisaje sin igual.

Es algo común en la cultura francesa que los pueblos tengan ese aire de cuento nostálgico que nos traslada a otra época. Esto es lo que sucede en la Roque Gageac, un prototipo que cuenta con el título de ser uno de los pueblos franceses con más encanto. Este rincón invita a todos sus visitantes a perderse entre sus callejuelas, disfrutar de su espesa vegetación y admirar la pequeña iglesia que se erige sobre el resto del valle.

Ver alojamientos en La Roque Gageac

 

La Roque Gageac en Francia

Fotografía de Annie Spratt | Unsplash

3. Mont Saint-Michel

El Mont Saint-Michel es uno de los lugares de Francia más visitados en los últimos años. Un lugar de culto, una fortaleza y una temible prisión. Todo ello es lo que lo ha convertido en un fuerte reclamo para los turistas más atrevidos. Cuenta con más de 14 siglos de historia y ha tenido gran presencia en la cultura francesa gracias al aclamado escritor Victor Hugo.

Se trata de una pequeña isla donde se erige imponente y orgullosa una abadía medieval declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1979. Este santuario cuenta a su alrededor con una pequeña ciudad, lo que convierte al conjunto en uno de los pueblos medievales de Francia más curiosos. Tanto es su éxito, que cada año recibe a más de 3 millones de turistas, siendo el segundo lugar del país más visitado.

Ver alojamientos en Mont Saint Michel

 

Mont Saint Michel en Francia

Mont Saint Michel

4. Eguisheim

Si buscamos sitios bonitos de Francia es sencillo que Eguisheim nos aparezca en primer lugar. Y es que de todos los pueblos franceses, este destaca gracias a la curiosa disposición de sus calles, que rodean al castillo en círculos concéntricos. Pasear por sus callejuelas empedradas es hacerlo por un suelo cargado de historia.

Te enamorarás de sus preciosas y nostálgicas casas, decoradas con entramado, ventanas y balcones realizados con madera. Su plaza central, que alberga una bonita fuente, y el castillo de los condes de Eguisheim le confieren un merecido título como uno de los pueblos más bonitos de Europa. En el mes de agosto destacan la fiesta de la cigüeña y la de los viñadores.

Ver alojamientos en Eguisheim

 

Eguisheim

5. Barfleur

Situado en la región de Normandía, encontramos Barfleur, uno de los mejores pueblos de Francia para estar cerca del mar. Cuenta con un largo recorrido marítimo debido a su tradición pesquera. Además, se reconoce enseguida por sus pintorescas casitas de granito.

No es casualidad que esté incluido en prácticamente todas las listas de pueblos más bonitos de Francia, pues tanto su pequeño puerto como la iglesia del siglo XVII que lo corona, forman un conjunto de lo más encantador. Muy cerca de este pueblo encontramos la punta de Barfleur, un faro de 71 metros de altura donde poder disfrutar de una espectacular vista de Cotentin.

Ver alojamientos en Barfleur

 

Puerto de Barfleur

Puerto de Barfleur

6. Rocamadour

Ciudad sagrada y lugar de peregrinación. Estos son los dos adjetivos con los que se conoce de forma popular el pueblo francés de Rocamadour. Se encuentra situado sobre un acantilado calizo, desde donde domina de forma majestuosa el cañón del Alzou. De hecho, es uno de los más visitados de Francia, junto al Mont Saint-Michel.

Es obligatorio visitar la capilla de Notre-Dame, donde descansa una estatua de la Virgen Negra del siglo XII. También la tumba de San Amadour. Todo en este lugar tiene ese aire religioso.

El Museo del Arte Sacro, por ejemplo, alberga una extensa colección de obras de carácter religioso que se pueden admirar. Otro pasatiempo para los viajeros es disfrutar de concreciones minerales y las pinturas rupestres de la cueva de las Maravillas, que cuenta con 20.000 años.

Ver alojamientos en Rocamadour

 

Rocamadour

Vistas de Rocamadour

7. Najac

Además de ser uno de los mejores lugares que visitar en Francia, hay que tener en cuenta que Najac destaca por contar con menos de cien habitantes. Es otro de los pueblos medievales franceses donde conviven sus pintorescas casas con el castillo en el fondo, encima de la colina.

Un paisaje que ofrece unas preciosas vistas, sobre todo desde la torre del castillo, desde donde puedes admirar el pueblo entero. Los orígenes de esta fortaleza se remontan al año 1100. Por la cornisa de la colina encontramos tan solo una calle. A través de ella se accede a la plaza principal, que data del siglo XV. La reconocerás por sus históricos soportales, tradición arquitectónica del pueblo.

Ver alojamientos en Najac

 

Najac

Fotografía de Caroline Léna Becker | Flickr

8. Albí

Albí es uno de esos pueblos que ver en el sur de Francia para disfrutar de todo el encanto de la zona. Se encuentra situado a orillas del Tarn y destaca por contar con un conjunto arquitectónico digno de admirar. Esto lo convierte en un imprescindible si viajamos por el sur del país.

Al pasear a través del centro histórico, descubrimos las callejuelas cargadas de nostalgia, a la vez que las bonitas casas hechas con ladrillo y entramado de madera. Entre todo esto, se levantan algunos palacios de origen renacentista como son la Casa Enjalbert o el Palacio Reynès.

Si escapas para una visita cultural, nada mejor que acercarte al Palacio de la Berbie y disfrutar del museo Toulouse-Lautrec, donde hay una gran cantidad de obras del artista, nacido en el pueblo.

Ver alojamientos en Albí

 

Albí en Francia

Albí

9. Belcastel

Otro de los pueblos que hay que visitar en el sur de Francia es Belcastel. Se trata de un pequeño rincón donde tan solo viven 48 habitantes. Existen asentamientos en esta zona desde el siglo V y también cuenta con su propio castillo del siglo XI. A partir de su construcción, las casas fueron desarrollándose a su alrededor, formando esa esencia de pueblo medieval que cautiva.

A un kilómetro encontramos “Le roc d’anglars”. Es un recinto arqueológico que se ubica sobre una roca y que hacía las veces de fortaleza defensiva y de almacén para guardar los alimentos que recababan los habitantes. A partir del siglo XVIII el pueblo fue perdiendo habitantes. Fue en ese momento cuando el castillo quedó abandonado y en ruinas. Ideal para incluirlo en tu lista si tienes pensado hacer una ruta por los pueblos del sur de Francia.

Ver alojamientos en Belcastel

 

Belcastel

Belcastel

10. Riquewihr

Tiene muchos puntos a su favor, pero directamente podemos calificar a Riquewihr como el pueblo más bonito de Francia. Conserva intacto su pasado medieval, cosa fácilmente visible al ver su gran muralla aún en pie. El pueblo se divide en dos partes separadas, aunque se accede a la parte antigua a través de un bello pórtico situado en el Ayuntamiento.

Cuenta con un clima agradable prácticamente todo el año. Llaman la atención sus casas de estilo alsaciano rodeadas de viñas y siempre decoradas con un sinfín de flores. Es uno de los pueblos que forma parte de la Ruta de los Vinos, lo que le confiere aún más encanto. Se encuentra a 15 kilómetros de Colmar, otro de los pueblos más bonitos de Francia en los que degustar un buen caldo.

Ver alojamientos en Riquewihr

 

Riquewihr

Fotografía de Dirk Scheuble | Unsplash

Mapa de Francia y sus pueblos más bonitos

En este mapa con los pueblos más bonitos de Francia puedes ver dónde está ubicado cada uno de ellos.

Es un mapa totalmente interactivo en el cual puedes ver información de cualquiera de los pueblos incluidos en la lista. Solamente debes hacer click sobre alguno de los números marcados en el mapa.