Niza

Promenade des Anglais

Cuando llegan a Niza, son muchos los viajeros que se dirigen al Promenade des Anglais para poder disfrutar de sus maravillosos paisajes y su vista al mar. Se trata de un paseo marítimo que se consolida como uno de los más populares y bellos de toda la costa mediterránea de Francia. Adquiere su nombre debido a los empresario de origen británico que se encargaron de comprar tierras en la región hacia el año 1822. Hay muchas formas de visitarlo. Se puede caminar a lo largo de sus bellos 4 kilómetros, a la vez que se puede alquilar bicicletas, segways o patines en las tiendas ubicadas a su alrededor.

Este paseo es uno de los sitios más exclusivos de la Rivera francesa. A lo largo de su recorrido, es posible encontrarse con algunos de los más importantes puntos de referencia de la ciudad. Se destacan el Palais de la Mediterranee de estilo Art Deco y el Hotel Negresco. Desde la terraza es posible disfrutar de algunas impresionantes vistas del Mar Mediterráneo. También se encuentra La Chaise de SAB de la escultora Sabine Geraudie que atrae la atención de todos sus visitantes.

Otra interesante forma de recorrer este paseo es a través de los autobuses turísticos. Se recomienda elegir aquellos con techo abierto para poder maravillarse con los paisajes en cualquier horario del día.

Mercado de las Flores

El Mercado de las Flores (o cours saleya) es uno de los imprescindibles de la ciudad de Niza. Es ideal para introducirse en la cultura local, como así también para adquirir productos cultivados en granjas locales, recuerdos de todo tipo y flores de todos los colores. Es una excelente visita cuando se está en el caso antiguo de la ciudad.

Los puestos en los que se venden las flores son los que han vuelto especialmente famoso a este mercado. La sección de gastronomía es otra de las preferidas, especialmente por los viajeros que desean experimentar los gustos, sabores y aromas locales.

Tanto para el entusiasta de las compras como para el curioso que quiere conocer un poco más acerca de las tradiciones de Niza, este mercado es un recorrido indispensable. Se mantiene abierto seis días a la semana hasta las 17:30 horas y el domingo hasta las 13:30.

Parque de la Colline du Chateau

En el extremo del casco antiguo de la ciudad es posible llegar a este maravilloso parque que permite disfrutar de hermosas vistas y fotografías de los edificios de azulejos rojos famosos de Niza. Se han descubierto ruinas celtas y romanas en esta colina como consecuencia de las excavaciones arqueológicas.

El parque se mantiene abierto para visitantes entre las 8:00 y las 20:00 horas. Se visita intensamente todos los años tanto para caminarlo como para hacer picnic y encontrar lugares de paz en medio de una gran ciudad como es Niza. También cuenta con populares piscinas y cascadas que atraen a los visitantes especialmente durante el verano.

Vieux Nice

El centro histórico de la ciudad ha sufrido realmente muy pocos cambios en su arquitectura desde el siglo XVIII. Por eso, cada viajero que llega a Niza por primera vez añade este punto a sus atractivos para visitar, ya que permite obtener información completa acerca de la historia y la cultura de la ciudad, añadiendo la posibilidad de probar muchos platos típicos de la cocina local.

Este sitio es el hogar de algunos de los mayores ejemplos de la arquitectura barroca en Francia. Se destacan el Chapelle de la Misericorde, la Catedral Sainte-Reparate y el Palais Lascaris. A lo largo de la visita por el Vieux Nice es posible también visitar dos hermosos mercados callejeros y algunas maravillosas boutiques para hacer todo tipo de compras.

Basílica de Notre Dame de Niza

Niza también tiene su propia Basílica de Notre-Dame. Es conocida como la primera estructura religiosa moderna en esta ciudad. Ha sido construida entre 1864 y 1868 y fue desarrollada siguiendo el diseño creado por Louis Lenormand.

Este edificio religioso ha sido uno de los primeros en construirse en la ciudad luego de que Niza se convirtiera del Reino de Cerdeña al dominio francés. Por eso, es considerado como el primer edificio de la historia de la Niza francesa. Se destaca por su apariencia simple pero elegante en sus campanarios gemelos que se consolidan como la parte más atractiva y fotografiada de la basílica. También cuenta con torres de un total de 65 metros de altura y un hermoso vitral de rosas en la fachada frontal. Tiene imágenes en las ventanas que representan la ascensión de María al cielo, que fueron agregadas en el siglo XIX.