Día 1

La mejor forma de comenzar un gran paseo por Niza es yendo, justamente, a uno de sus paseos más populares: la Promenade des Anglais. Se trata del paseo marítimo de Niza y tiene un total de 7 kilómetros de largo. Es, además, la vía principal de la ciudad. Se compone por un carril para bicicletas y una muy larga calle peatonal que transitan de forma paralela a la playa. Es una forma de recorrer algunos de los mejores lugares de Niza y, también, de ver espectaculares paisajes de la ciudad y del Mar Mediterráneo.

En general, es posible encontrarse con eventos en este paseo, que pueden ir desde exposiciones hasta conciertos. Eso se puede consultar en la web del ayuntamiento de Niza.

Una excelente alternativa es combinar el paseo con las bajadas a la playa. Estar en Niza y no bajar a la playa es casi una contradicción. Tanto en verano como en invierno, las playas de Niza son famosas y espectaculares y merecen que se dedique un tiempo a caminarlas o a recostarse sobre su manto de arena.

Saliendo de la playa, se puede parar a comer en la Plaza Massena. Allí es posible conseguir todo tipo de platos para granes y para chicos. Además, si se quiere comer liviano para poder seguir recorrido es posible pedir algunas de las deliciosas ensaladas que allí se sirven y en las que se puede personalizar los componentes.

Estando allí, es momento de recorrer la Plaza Massena, que está delimitada por tres edificios antiguos de un rojo particular y persianas azules.

Desde allí, se puede ir a la Avenida Jean Médecin, que es la calle que comienza a uno de los lados de la plaza. En la parte peatonal, es posible encontrar todo tipo de tiendas y, además, la Basílica de Notre-Dame de Niza que cierra a las 19 horas.

Día 2

Para comenzar el día 2, se puede ir a conocer las ruinas del castillo. Estas, están en una colina a la que se puede ir caminando o en ascensor. La entrada es gratis. Desde la cima, es posible ver el puerto de Niza. También es posible relajarse en el parque, que cuenta con una hermosa cascada artificial y todo tipo de juegos para niños.

Saliendo de allí, se recomienda visitar el Mercado de las Flores, uno de los recorridos típicos de la ciudad. Es posible encontrar no sólo hermosos puestos de flores, sino también todo tipo de objetos tradicionales, de frutas y verduras. Saliendo de allí se pueden visitar las viejas calles de la ciudad antigua hasta la plaza Rosetti. Desde allí, se puede admirar la Catedral de Sainte Réparte, que es la iglesia más importante de la ciudad. También se puede caminar hasta la plaza du Palais, que es desde donde se puede admirar el Palacio de Justicia.

El casco histórico es un gran lugar para parar a comer. Luego, se puede disfrutar de la zona peatonal de la ciudad, que es uno de los barrios más destacados y chic de Niza. Allí se puede encontrar todo tipo de tiendas exclusivas.

Una gran manera de cerrar este día es pasando la noche en la Ópera de Niza. Esta se encuentra en Raoul Bosio n°9 y es una oportunidad para experimentar las magníficas actuaciones que destacan a la ciudad.

Día 3

El último día se puede disfrutar paseando por los bellos rincones verdes de la ciudad. Estos pulmones le dan vida a la misma y ofrecen un escenario ideal para relajarse y descansar, paseando lento y grabando en la memoria los rincones de este magnífico lugar al que algún día se querrá volver.

Para visitar los espacios vedes de la ciudad, se recomiendan especialmente los siguientes:

  • La Plaza Garibaldi: una de las plazas más grandes de Niza, situada en el barrio del puerto en el límite al norte del casco antiguo.
  • Los Jardines Alberto I: se pueden encontrar saliendo de la Plaza Massena con dirección al oeste. Cuentan con juegos para niños y una parte especialmente verde en la que es posible descansar a la sombra.
  • El Parque du Paillon: este se ubica en el lado opuesto de la Massena y cuenta con más de 1500 árboles. Fue inaugurado en 2013 y cuenta con numerosos bancos y fuentes para disfrutar.

Antes de despedirse de Niza, es momento de pasar por el MAMAC, Museo de Arte Moderno y Contemporáneo. Se ubica en la Plaza Yves Klein, al lado de la Garibaldi.