Niza

Museo Matisse

El Museo Matisse es uno de los más buscados de Niza. Cada año, miles y miles de turistas llegan a visitar este museo que fue fundado en 1963. Se encuentra dentro de las fronteras del barrio llamado Cimiez, a unos 2 kilómetros al norte del centro histórico de la ciudad, por lo que es realmente muy fácil llegar a él. El museo está dedicado al pintor francés Henri Matisse. La colección del museo es muy amplia con obras del mismo, desde las primeras hasta las que produjo hacia el final de su carrera.

Jardin Albert I

Este jardín fue fundado por Albert I en 1914. Tanto los turistas como los locales acuden a él todo el tiempo para poder relajarse en un lugar tranquilo rodeados de hermosa naturaleza. A solamente unos pocos minutos a piel del famoso Promenade des Anglais, este jardín ofrece maravillosas vistas de una gran colección de fuentes que conducen a sus curvas calles. Por eso, es considerado como uno de los puntos más fotografiables de la ciudad.

Catedral Orthodoxe Saint Nicholas

La Catedral Orthodoxe Saint Nicholas atrae las miradas de todos y cada uno de sus visitantes por sus cúpulas coloridas y también por la riqueza de sus cuidados detalles en su arquitectura interior. Ha sido construida entre 1902 y 1912 para la comunidad rusa que tuvo una época de veloz crecimiento en la ciudad. Niza era el destino de vacaciones preferidos por la aristocracia rusa.

Plaza Massena

Esta famosa plaza es uno de los puntos por excelenica en Niza. Fue construida en 1840 y se encuentra a unos muy pocos minutos a pie de la Promenade des Angleis. Es la plaza principal de la ciudad y funciona también como un puente entre las famosas calles Rue Massena y Jean Medicine. Recorriendo esta plaza es posible disfrutar de hermosas estatuas que representan 7 continentes y llevan la firma de Jaume Plensa.

Opera de Niza

Pasar una noche en la Ópera de Niza es una gran manera de disfrutar de impresionantes actuaciones. Esta casa de la ópera fue construida en 1776 usando materiales de madera. El proceso de construcción para que llegue al aspecto actual se logró completar en 1882.

Cimiez

Ubicado a solamente 2 kilómetros hacia el norte del centro histórico de la ciudad, este lugar tiene un ambiente tranquilo, repleto de museos y de puntos históricos. Alberga una gran diversidad de eventos culturales que se desarrollan a lo largo de todo el año para locales y visitantes. Es un vecindario con una posición más que justificada entre los indispensables por los turistas como consecuencia de sus propias características. Algunos de los sitios que se pueden visitar en Cimiez son el Castillo de Valrose, el Palacio Excelsior Regina, el Monasterio de Cimiez, el Museo Arqueológico de Niza-Cimiez y el Museo Matisse.

Museo de Arte Contemporáneo

Este museo es hogar de más de 1300 obras divididas entre 300 artistas desde la era posterior a la Guerra Mundial hasta el día de hoy. Abrió sus puertas por primera vez en 1990. Cuenta con una colección permanente y también con la oportunidad de reconocer distintos nombres mediante exposiciones temporales que se van sucediendo a lo largo de todo el año.

Catedral de Niza

Esta Catedral es uno de los más grandes ejemplos de la arquitectura barroca en la ciudad de Niza. Ha abierto sus puertas al público luego de un amplio proceso de construcción que duró 50 años, desde 1650. Cuenta con un campanario en el centro histórico de la ciudad que fue construido en el siglo XVIII. La catedral está dedicada a Santa Raperata, quien fue martirizada y torturada a lo largo del Imperio Romano. Ha estado protegida como monumento histórico desde 1906.

Monasterio de Cimiez

Este monasterio es otro de los edificios históricos y religiosos fundamentales de Niza. Fue fundado por los monjes benedictinos en el siglo XI originalmente. No obstante, comenzó a funcionar como un monasterio franciscano en el siglo XVI. Un siglo después, al construirse la sección de la capilla, la estructura religiosa pasó a verse con el aspecto que se la conoce en la actualidad. También cuenta con un pequeño museo, al que se puede llegar en vehículo en solamente 5 minutos desde el Museo Matisse, por lo que es ideal para incorporar a un recorrido por museos de la ciudad. Cuenta con tumbas de Roger Martin du Gard, Henri Matisse y Raoul Dufy.

Avenue Jean Medecin

Esta avenida es uno de los sitios más importantes de la ciudad para quienes desean realizar todo tipo de compras. Fue construido en 1864, en el momento en que Niza pasó a ser dominada por el Distrito de Saboya. El nombre del boulevar viene de un político francés que había gobernado la ciudad en dos períodos distintos. Si se tiene el tiempo suficiente se puede recorrer a pie. En caso de no tenerlo, es posible tomar el tranvía que pasa por la línea 1 y lograr de esa manera un recorrido veloz.

Museo Nacional Marc Chagall

Una característica interesante de Niza es que cuenta con una gran cantidad de museos que han sido dedicados especialmente a artistas que vivieron en distintos períodos y que mucho han aportado al arte y la cultura de Francia. Tal es el caso de Marc Chagall, que cuenta con un museo propio fundado en 1973. Se trata de una de las instalaciones culturales más populares en la ciudad.

Este museo se centra especialmente en las obras del mencionado pintor bielorruso. Este, vivió entre 1887 y 1985. Es posible encontrar obras oníricas y extrañas que ha ido desarrollando a lo largo de su vida. Se encuentra a solamente 20 minutos caminando desde el casco histórico de Niza.

Museo Massena

Este importante museo se encuentra en las inmediaciones del Paseo de los Ingleses. Fue inaugurado en el año 1921. Es considerado desde hace tiempo como una de las más especiales atracciones de Niza, tanto por su rica colección como por cada uno de sus detalles arquitectónicos que lo destacan. Quienes visitan este museo tienen también la posibilidad de observar maravillosos artefactos como es el caso de la máscara de la muerte de Napoleón y la corona de nácar de Josephine y Josep Fricero.

Plaza Garibaldi

Esta plaza ha sido diseñada originalmente a fines del siglo XVIII para los desfiles militares. Su diseñador fue Antonio Spinelli. Lleva este nombre en homenaje al héroe nacionalista y militar italiano llamado Giuseppe Garibaldi, quien nació en Niza.

Esta plaza es de las más antiguas de la ciudad. También es de las más grandes de su tipo. Ha sido durante mucho tiempo un punto de encuentro de la población local, a la vez que en algún momento fue utilizada con fines militares. Esta plaza se conecta estratégicamente con algunos de los puntos turísticos más importantes de la ciudad. También cuenta con muchos restaurantes, bares y cafés a su alrededor.

Parc Phoenix

Finalmente, el Parc Phoenix toma su nombre de una especie de palmera que es única de las Islas Canarias. Se ha abierto a los visitantes en 1990, luego de un total e 26 meses de construcción. Es un complejo que se presenta como una de las mejores alternativas en la ciudad para poder relajarse en un entorno natural adornado con distintos tipos de verdes y opciones de colores.