La gastronomía es uno de los fuertes de la isla, junto con sus paisajes. Busca ofrecer a los turistas distintos sabores y texturas que son típicas de la región. Uno de sus puntos más fuertes se encuentra en los productos del mar, que se usan especialmente en deliciosos platos como varo, brochetas de pez, entre otras posibilidades.

Ma’a tinito

Este plato típico en Bora Bora encuentra sus raíces especialmente en China. Se trata de una combinación de carne de puerco, espinacas, macarrones y frijoles rojos. Es uno de los platos más pedidos por los turistas que llegan a la isla.

Las Chevrettes

El ingrediente principal de este plato son los camarones. Los alimentos del mar son lo más popular en Bora Bora, por lo que es frecuente encontrarlos en una gran diversidad de platos. Si se quiere probar una comida con camarones o con otros elementos del mar que sea típica de Bora Bora, Las Chevrettes es una excelente alternativa.

La Salade Ruse

Con origen francés, esta ensalada típica en Bora Bora está hecha con hojas de taro hervidas, que adquieren un sabor similar al de la espinaca. También incluye gambas y crema de coco.

Manu Tuki

Manu Tuki es un restaurante muy famoso en Bora Bora que se ubica en una imponente construcción que ha sido realizada con árboles pandanus. Para sus visitantes, ofrece hermosas vistas tanto al monte Otemanu como a la laguna. Es un sitio ideal para quienes desean disfrutar de una amplia carta de vinos y la mejor comida típica en un entorno con vistas imperdibles.

Le Corail

Este romántico y exclusivo restaurante ofrece una experiencia gastronómica única. Tiene la distinción de contar con la bodega de vinos más grande de la Polinesia y cuenta con vista a un lagoonarium iluminado. Es un sitio que se destaca por su estilo íntimo y por su menú degustación típico de la cocina francesa. Se ofrecen vinos de una inmensa colección del Viejo y el Nuevo Mundo.

Lagoon

El Lagoon Restaurant by Jean-Georges es una experiencia de muy alto nivel gastronómico. Se destaca por sus platos de autor y sus sabores únicos en una fusión perfecta entre lo mejor de la comida asiática y lo mejor de la comida francesa. También cuenta con vistas panorámicas a las aguas turquesas de la laguna y a la belleza del monte Otemanu.