carretera

Por eso, es una ciudad que ha desarrollado su infraestructura de transporte en consecuencia, para facilitar la llegada de sus visitantes. A continuación, veremos cuáles son las distintas formas en que se puede llegar a esta mágica ciudad.

En carretera

Si bien no es el medio de transporte más utilizado para llegar a Venecia, acercarse a esta ciudad en automóvil es algo sencillo de hacer. Esto se debe especialmente a las autopistas A13 de Bolonia, A4 de Trieste y Turín y A27 de Belluno. También a las carreteras SS.14 de Trieste, SS.309 Romea de la Costa Adriática, SS.11 de Padua y SS.13 de Treviso.

Algo que se debe tener en cuenta es que, si se es extranjero, se necesita algo llamado Carta Verde para circular por Italia. Se trata de un certificado internacional de seguros.

En avión

El aeropuerto más importante de Venecia es el Marco Polo. Se encuentra al este de Mestre, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Venecia. Dada la importancia de este aeropuerto, es posible acceder a una gran cantidad y diversidad de vuelos desde cualquier ciudad del mundo y hacia cualquiera de ellas. También se puede acceder al aeropuerto de Treviso, que se dedica especialmente a los vuelos chárteres.

En tren

Para llegar en tren a Venecia hay que bajar en la estación Venezia Santa Lucía. Es una estación moderna perfectamente equipada con todo lo necesario y funciona con billetes o monedas. Se puede acceder a pasajes para usar por un máximo de seis horas seguidas.

Al momento de salir de la estación, esta da al Canal Grande. Se trata nada menos que del canal más grande de Venecia, que es el que cruza la totalidad de la ciudad.