Interlaken

Esta localidad se encuentra a unas dos horas en tren del centro de Zúrich. Hacer este recorrido es algo que verdaderamente vale la pena, puesto que cuenta con una imponente atracción como lo es la montaña Jungfrau. Es una montaña que, si se ha decidido juntar el dinero para subir y se dedica el tiempo suficiente, puede volverse una de las actividades más importantes y emocionantes en la vida de una persona. Los paisajes vistos allí serán inolvidables e incomparables con casi cualquier cosa conocida.

Basel

Una escapada cercana a Zúrich que se puede hacer y que vale mucho la pena es a Basel. El recorrido en tren es de más o menos 1 hora. Se trata de una triple frontera, que se encuentra en el límite entre Suiza, Francia y Alemania. Esta característica es algo que se puede notar en las calles de esta internacional y multicultural ciudad. Es una hermosa ciudad, con arquitectura original y moderna que vale la pena observar y fotografiar. Además, se destaca el museo de Vitra que es uno de los más buscados por los amantes de la arquitectura.

Berna

Finalmente, si se quiere hacer una escapada desde Zúrich, Berna es la capital de Suiza y se encuentra realmente muy cerca. Se tarda sólo una hora para llegar en tren y por un bajo costo. Esta ciudad es distinta a lo que Zúrich nos muestra de Suiza. No obstante, es una ciudad que cuenta con un bello río que rodea todo su centro histórico. También posee un amplio y bello parque en el que es posible realizar caminatas y distintos tipos de actividades y fuentes curiosas por todo el centro.