Los 10 pueblos más bonitos de Bolivia

Bolivia es un país que cada año recibe a muchos turistas provenientes de todas partes del mundo. Se destaca en particular por su belleza natural y su riqueza cultural. En Bolivia, es posible encontrar grandes bellezas y atractivos saliendo de las ciudades más reconocidas. Por eso, a continuación, veremos cuáles son los 10 pueblos más bonitos de Bolivia para visitar.

Coroico

Coroico Bolivia

Vistas de Coroico | Fotografía de Médéric

Coroico es una localidad turística muy simpática, perteneciente a la región de las Yungas. Es ideal para todas aquellas personas que buscan una experiencia tranquila en medio de la naturaleza y con un clima agradable.

Esta localidad se ubica a 90 kilómetros de la ciudad de La Paz por una ruta asfaltada. Se puede llegar a ella desde distintas ciudades del país, especialmente desde la terminal de La Paz. La región geográfica de las Yungas donde se encuentra Coroico se compone de sierras subandinas cubiertas por una imponente vegetación. Es considerada como una zona de transición entre el Amazonas y el Altiplano. Esas características dan lugar a que sea un sitio con vegetación selvática y un clima cálido.

El pueblo de Coroico se encuentra a 1500 metros sobre el nivel del mar. Su clima se mantiene cálido a lo largo de todo el año. Hoy en día, es posible encontrar todo tipo de hospedajes en este sitio, para todos los gustos y necesidades. Además, se destaca por tener una muy desarrollada industria gastronómica autóctona y diversa en la que destacan en particular los restaurantes típicos.

Sorata

Sorata es un valle de Bolivia que se caracteriza por un paisaje maravilloso y un clima templado a lo largo del año. Se sitúa al pie del nevado cierro Illampu.  En los alrededores del pueblo es posible realizar todo tipo de paseos, como es el que va a las pequeñas cascadas del río San Cristóbal y también el paseo que va al seminario de Espada. Desde Sorata, camino hacia el norte, se encuentra la gruta de San Pedro, que se destaca con una gran laguna interna.

Uno de los sitios preferidos en Sorata, Bolivia, son las cuevas de San Pedro. Estas están a solamente 16 kilómetros de la comunidad. Se trata de una cueva profunda que se ubica al costado de una montaña. Para ingresar, es necesario atravesar un plano inclinado, cruzando un espacio que se parece al de una bóveda. Se compone de rocas calizas que adoptan distintas y llamativa formas, llegando hasta un lago interior.

San Ignacio de Velasco  

La bella localidad de San Ignacio de Velasco es la capital de la provincia de Velasco. Fue fundada por los Jesuitas en el año 1748 al pie de las serranías del naciente del río Paraguá. En 1761 se construyó allí una monumental Iglesia, que funciona en la actualidad como sede de la Diósesis de San Ignacio.

San Ignacio se ubica de manera estratégica en la Gran Chiquitanía. Se trata nada menos que del centro geográfico del corredor bioceánico Atlántico-Pacífico. Ello, en la zona oriental del país. Es un pueblo en el que las tradiciones y las costumbres se mantienen vivas entre sus pobladores y en las comunidades cercanas. Se revaloriza constantemente el pasado misional. Es el centro receptor de los flujos turísticos hacia el triangulo misional.

Buena Vista

La localidad boliviana de Buena Vista se destaca por contar con una gran diversidad de atractivos, tanto culturales como naturales. Ha sido en otro momento una Misión Jesuítica. Por esta razón, gurda todavía un importante legado del que sus pobladores suelen sentirse orgullosos y que funciona como un atractivo turístico para la mayor parte de sus visitantes. Es, además, la cuna de importantes y reconocidas tejedoras del país, como así también la puerta de ingreso al Parque Nacional Amoboró y sus bellezas.

Los legados jesuitas aún se mantienen en la historia y las costumbres de este pueblo. Pero ese no es su único atractivo. Es un sitio en el que se fusionan la experiencia natural con la gastronómica para ofrecer un viaje completo a sus visitantes.

Uno de los puntos indispensables en esta localidad es el Mirador del Amboró. Es un sitio al que se puede ingresar de forma gratuita para disfrutar de maravillosos paisajes que destacan a la región.

Santiago de Chiquitos

Santiago de Chiquitos se encuentra cerca de la frontera de Bolivia con Brasil, en el Departamento de Santa Cruz. Se trata de un pequeño pueblo en el que fueron fundadas las Misiones de 1754. Es uno de los pueblos más pequeños de Bolivia, lo cual lleva a que sea también uno de los mejores conservados y en buen estado con respecto a su historia.

Para quienes buscan una experiencia tranquila acompañada de la más impresionante naturaleza, Santiago de Chiquita es una alternativa ideal. Es posible encontrarse allí con todo tipo de animales, entre los que se destacan el buitre de pavo, el buitre negro, el buitre rey, los loros verdes y amarillos, los papagayos, los halcones, entre otros.

Dar un paseo por las tranquilas y conservadas calles de Santiago de Chiquitos es también otra excelente experiencia. Se destaca por su tierra roja que se mezcla con pastizales. Su plaza es serena y es posible encontrar algunos locales gastronómicos y otros comerciales para satisface cualquier búsqueda. Además, es frecuente estar caminando por esta pequeña y pintoresca localidad y verse acompañado por otras criaturas en el trayecto, como pueden ser perros, caballos y también algunos grandes y robustos sapos.

Culpina K

Culpina K es un pueblo muy pequeñito de Bolivia. Se ubica en la provincia de Nor Lípez de Potosí, a unos 419 kilómetros de la ruta turística de Oruro. La K que se indica en su nombre tiene que ver con los orígenes de la nomenclatura que se utilizaba para identificar las redes del teléfrago.

Es una población a la que es sencillo llegar puesto que se ubica como lugar de paso entre las lagunas Verde y Colorada y el famoso salar de Uyuni, un indispensable en Bolivia. Tiene aproximadamente 500.000 habitantes, que se distribuyen entre el cultivo de la quinoa y también la crianza de auquénidos, por lo que es un lugar en el que se puede aprender mucho.

La historia de Culpina K está repleta de grandes batallas. Muchas de estas se dieron en este territorio buscando la libertad del territorio luego de la colonización. No obstante, no participaron de ellas solamente soldados bolivianos, sino también otros chilenos.

Kami

El pueblo boliviano de Kami es un muy pequeño poblado ubicado a 4.000 metros sobre el nivel del mar en los Andes de Bolivia. Durante mucho tiempo, la economía de este lugar tuvo una sola fuente, que fue la extracción de recursos minerales de sus minas, particularmente el wolframio. Muchos de estos minerales forman parte de los dispositivos electrónicos que empleamos en la actualidad.

Posteriormente se volvió a poner en funcionamiento una antigua central hidroeléctrica que se encontraba abandonada. Esto llevó a una mayor prosperidad y una ampliación de oportunidades para la población de esta localidad.

Es un sitio que se encuentra entre las montañas. Eso le otorga sus propias particularidades en cuanto a los paisajes. Además, su altura condiciona las plantas que pueden crecer en ese sitio y los animales que allí habitan.

Vallegrande

Vallegrande pueblos de Bolivia

Vallegrande | Fotografía de carlos destefani

La localidad de Vallegrande es visitada todos los años por cientos de viajeros que llegan provenientes de todas partes del mundo. En la mayor parte de los casos, lo hacen para poder conocer de cerca cómo fueron los últimos días del histórico y reconocido guerrillero, el Comandante Ernesto “Che” Guevara (argentino).

Vallegrande es una localidad muy tranquila, a 2030 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra rodeada de sierras y su clima suele ser agradable en general a lo largo de todo el año. Un punto imprescindible de este sitio si lo que se quiere es conocer la historia de Guevara es la lavandería del Hospital de Vallegrande. Fue ese el sitio al que se trasladó su cadáver luego de ser ejecutado en la localidad cercana de La Higuera.

Los restos de Guevara fueron enterrados en la pista de aterrizaje de la localidad, junto con los de algunos de sus compañeros. Su tumba fue un secreto durante cerca de 30 años. En 1997, un alto jefe militar confesó el sitio en el que estos guerrilleros habían sido enterrados, para que se pueda realizar la exhumación y la repatriación de los huesos a Cuba, donde Guevara pasó buena parte de su vida. Donde estuvo la tumba existe, en la actualidad, un mausoleo en homenaje a estos guerrilleros.

Isla del Sol

Lago titicaca en Isla del Sol

Lago titicaca en Isla del Sol | Fotografía de Amy Rollo

La Isla del Sol es uno de los sitios turísticos más importantes de Bolivia. Pertenece a la provincia de Manco Kapac, en el departamento de La Paz. la Isla se ubica en el famoso Lago Titicaca, a solamente una hora y media de navegación desde la ciudad de Copacabana. Los precios para llegar a la isla son flexibles y es posible encontrar lanchas que salen a la mañana temprano o, también, al mediodía.

La Isla del Sol se destaca por ser un destino de gran belleza natural. Cuenta con terrazas de cultivos que se mezclan perfectamente con el color azul del lago de fondo. Es un lugar especial, puesto que se cree que es el sitio en el que comenzó el Imperio Inca. La leyenda dice que en esa isla, Manco Capac y su esposa, Mama Ocllo, fueron quienes dieron inicio a la dinastía Inca, partiendo luego de allí para fundar la ciudad de Cusco, en Perú.

Existen muchas formas de visitar la isla. Para quienes cuentan con poco tiempo de viaje, es posible visitarla en un solo día. Si esa es la intención, se recomienda viajar en las lanchas que salen a la mañana temprano desde Copacabana, regresando en las lanchas del turno tarde. De esa manera, se puede hacer el paseo en un solo día. No obstante, para quienes desean experimentar de una manera más profunda las características de este sitio, es posible encontrar hospedajes dentro de la isla para pasar la noche o más de una noche.

Roboré

Durante mucho tiempo, la localidad de Roboré recibió el nombre de “El Paraíso Escondido”. Hoy en día, es un importante destino turístico de interés tanto nacional como internacional. Lo que muchos viajeros hacen es elegir la ciudad de Roboré como base para su viaje, recorriendo distintos circuitos turísticos desde este lugar, puesto que Roboré es considerada como un punto central de la operación turística de la región, con servicios de todo tipo de hospedaje, alimentación y medios de transporte.

Uno de los puntos turísticos más importantes de Roboré, en Bolivia, es el Chorro de San Luis. Se trata de un hermoso rincón natural que se caracteriza por sus aguas cristalinas corriendo entre piedras. Además, cuenta con una caída de 30 metros de altura, pozas de agua fría y transparente y una hermosa playa; todo esto, rodeado por abundante y exótica vegetación y por rocas y cañones.

Se destaca también el lugar Los Totaizales. Es un sitio ubicado a solamente 5 kilómetros del corazón de Roboré, pudiendo llegar en vehículo y caminando luego unos 1200 metros. La caminata es un tanto exigente por una buena pendiente. No obstante, este sitio realmente vale la pena. Cuenta con dos piscinas naturales de aguas cristalinas. Su segunda poza está embellecida por una caída de agua de unos 18 metros. Es un sitio considerado como paradisíaco por todos y cada uno de sus visitantes de todas partes del mundo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>